HOLA AMIGOS


Bienvenidos a mi blog. Este será un sitio dedicado a la raza que me apasiona, el cocker spaniel ingles, y en general a todos los perros, con raza o sin ella. Aquí iré colgando temas relacionados con ellos, con los cocker y todo aquello que me parezca interesante, sobre veterinaria, etología etc...

Encontrarás que algunos artículos sobre el cocker son un poco técnicos, pero la mayoría son para todos los públicos. ¡No te desanimes !



Agradecimiento:

Me gustaría agradecer a todas las personas que nos han ayudado, explicado y aguantado tantas y tantas cosas, y que han hecho que nuestra afición persista.

En especial a Pablo Termes, que nos abrió su casa de par en par y nos regaló jugosas tardes en su porche contando innumerables “batallitas de perros”. Suyas fueron nuestras dos primeras perras y suya es buena parte de culpa de nuestra afición. A Antonio Plaza y Alicia, también por su hospitalidad, su cercanía, y su inestimable ayuda cada vez que la hemos necesitado. También por dejarnos usar sus sementales, casi nada. Y a todos los criadores y propietarios que en algún momento, o en muchos, han respondido a nuestras dudas con amabilidad.

Y, por supuesto, a Rambo, Cibeles y Maripepa, a Chulapa y Chulapita, y a Trufa, como no, y a todos los perros con pedigrí o sin el, con raza o sin ella por ser tan geniales.

Muchas gracias


Te estaré muy agradecido si después me dejas tus impresiones en forma de comentario.

Espero que te guste y que vuelvas pronto.



PARA LA REALIZACIÓN DE ESTE BLOG NINGÚN ANIMAL HA SIDO MALTRATADO




viernes, 9 de febrero de 2018

LOCOS POR LAS AVES; POR JOSÉ LUIS GALLEGO


El poder de seducción que ejercen las aves sobre el ser humano obedece a menudo a un impulso atávico: el afán por volar. Tal vez por ello la ornitología es la disciplina del naturalismo de campo que agrupa a mayor número de aficionados.
Pero además de la sensación de libertad que transmite seguir el vuelo de los pájaros con la mirada, observarlos en su medio natural nos depara un placer añadido: el de admirar su belleza. Por eso la ornitología genera tanta pasión entre quienes la practicamos. 


En el Reino Unido, la prestigiosa y afamada Royal Society for the Protection of Birds (RSPB/Birdlife) entidad hermanada con nuestra Sociedad Española de Ornitología (SEO/Birdlife) tiene más de un millón de socios, de los cuales alrededor de 200.000 son chavales menores de 18 años. Jóvenes naturalistas que dedican buena parte de su tiempo libre a ayudar a la naturaleza estudiando, observando y protegiendo a las aves silvestres. Y todos ellos sueñan con una jornada de birdwatching en nuestros espacios naturales.
Observar el vuelo pausado de los flamencos llegando a las marismas de Doñana, o el de los bandos de grullas en las dehesas de Extremadura. Escuchar el canto del rascón en el Delta del Ebro, seguir el vuelo del quebrantahuesos en el pirineo aragonés, observar al águila imperial en los Montes de Toledo. 


Belleza con alas
 
Asistir al espectacular celo del urogallo en la montaña asturiana o el de las avutardas en las Lagunas de Villafáfila. Disfrutar de la rara belleza del pinzón azul del Teide, del elegante vuelo a ras de ola de las pardelas baleares en el archipiélago de Cabrera. Recorrer los pinares de Soria tras los pájaros carpinteros. Ser ornitólogo y vivir en este país es tener a mano la fortuna y la dicha, algo así como ser amante del arte y vivir en Florencia.
Por eso el turismo ornitológico está experimentando un auge tan considerable en España, creciendo a un ritmo muy superior al del agotado e insostenible modelo de sol y playa. Y por eso es tan estimable la labor que realiza la organización conservacionista SEO/Birdlife, que vela por la protección de nuestras aves silvestres y sus ecosistemas y que este fin de semana nos invita a compartir la locura por las aves con las diferentes actividades organizadas con motivo de su día internacional.



Pero no se trata de convertirse en pajareros coleccionistas de citas, capaces de recorrer medio mundo por anotar una nueva especie en el cuaderno de campo. Sino de estudiar y conocer los espacios naturales que habitan las aves para reclamar su protección. Porque existe una condición previa a la de ser ornitólogo y es la de ser amante de la naturaleza. No se puede amar a las aves sin sentir igual pasión por el medio que habitan. 


Buena parte de los espacios naturales protegidos en España deben su tipificación al trabajo de campo desarrollado por ornitólogos que, al establecer la singularidad de una colonia de cría o un área de invernada de una especie amenazada, han propiciado las medidas legales para lograr la protección de ese espacio natural.
Por eso la mayor parte de los espacios protegidos en el territorio español están clasificados a su vez como ZEPA (Zona de Especial importancia Para las Aves): una figura de protección establecida en cumplimiento de las Directivas de Aves y de Hábitat de la UE y que ha servido como base principal para el desarrollo de la Red Natura 2000: el mayor conjunto de áreas protegidas del mundo y una de las herramientas esenciales para garantizar la conservación de la biodiversidad europea.



Estamos locos por las aves, es cierto, pero esa sana locura parte de un profundo sentimiento de amor a la naturaleza y nos lleva a mantener el firme e inquebrantable compromiso de defenderla. 



Publicado en La Vanguardia en 2017


No hay comentarios:

Publicar un comentario