HOLA AMIGOS


Bienvenidos a mi blog. Este será un sitio dedicado a la raza que me apasiona, el cocker spaniel ingles, y en general a todos los perros, con raza o sin ella. Aquí iré colgando temas relacionados con ellos, con los cocker y todo aquello que me parezca interesante, sobre veterinaria, etología etc...

Encontrarás que algunos artículos sobre el cocker son un poco técnicos, pero la mayoría son para todos los públicos. ¡No te desanimes !



Agradecimiento:

Me gustaría agradecer a todas las personas que nos han ayudado, explicado y aguantado tantas y tantas cosas, y que han hecho que nuestra afición persista.

En especial a Pablo Termes, que nos abrió su casa de par en par y nos regaló jugosas tardes en su porche contando innumerables “batallitas de perros”. Suyas fueron nuestras dos primeras perras y suya es buena parte de culpa de nuestra afición. A Antonio Plaza y Alicia, también por su hospitalidad, su cercanía, y su inestimable ayuda cada vez que la hemos necesitado. También por dejarnos usar sus sementales, casi nada. Y a todos los criadores y propietarios que en algún momento, o en muchos, han respondido a nuestras dudas con amabilidad.

Y, por supuesto, a Rambo, Cibeles y Maripepa, a Chulapa y Chulapita, y a Trufa, como no, y a todos los perros con pedigrí o sin el, con raza o sin ella por ser tan geniales.

Muchas gracias


Te estaré muy agradecido si después me dejas tus impresiones en forma de comentario.

Espero que te guste y que vuelvas pronto.



PARA LA REALIZACIÓN DE ESTE BLOG NINGÚN ANIMAL HA SIDO MALTRATADO




lunes, 15 de enero de 2018

OTITIS EN LAS MASCOTAS


¿Qué es una otitis? 


La otitis es una inflamación del oído que puede estar provocada por diferentes causas que veremos más adelante. En función de la parte del oído que esté afectada, hablaremos de otitis externa, otitis media o bien, de otitis interna.
La otitis externa es la inflamación del pabellón auricular y el conducto auditivo externo, que es lo más frecuente. Los otros dos tipos, otitis media e interna, por norma general, suelen ser complicaciones de una otitis externa. 




¿Cómo puedo saber si mi mascota tiene otitis? 


El veterinario es quien debe decir si tiene otitis o no, pero es bueno que sepamos reconocer cuando es posible que nuestro animal padezca esta enfermedad para poder actuar cuanto antes.
Un perro o gato que está inquieto, sacude mucho la cabeza, se rasca las orejas, se le ven las orejas muy sucias, le huelen mal e incluso se queja si se le tocan es un firme candidato a sufrir una otitis externa. En ocasiones se llegan a producir heridas de tanto rascarse. 




¿Qué provoca una otitis? 


Las causas de una otitis externa son muy variadas, pero las resumiremos en 4 grupos: infección por bacterias; por hongos; por parásitos y cuerpos extraños (espigas, arena de playa, etc) que entran en el oído.
Además, existen una serie de factores que favorecen la aparición de una otitis, que son:

- Tener los oídos sucios, ya que la cera es un excelente caldo de cultivo para bacterias y hongos.
- Tener los oídos peludos. Hay algunas razas de perro (Caniche, West Highland White Terrier, etc.) y algunos gatos que tienen mucho pelo en el conducto auditivo, lo que favorece la retención de cera. 


- En los perros, el hecho de tener una oreja grande y que cuelgue (como en el caso del Cócker). Esto hace que entre menos aire en el oído y favorece las infecciones.
- Baños excesivos o vivir en climas muy húmedos, ya que provoca un ablandamiento de la piel del conducto auditivo.
- Padecer alergia o enfermedades que provoquen una disminución de las defensas del animal 




¿Qué debo hacer si mi mascota presenta estos síntomas? 


Lo primero es acudir a su veterinario. Examinará a su animal para averiguar cuál es la causa de la otitis y decidirá el tratamiento adecuado.
Por norma general, estos tratamientos consisten en la aplicación en los oídos de dos productos: un limpiador
y otro con el medicamento apropiado a cada caso. Usamos el limpiador para deshacernos de la cera y evitar así que la otitis pueda avanzar. El segundo producto será distinto en función de lo que la esté provocando. 


Desgraciadamente, no siempre es así de sencillo. En más ocasiones de lo que pensamos las otitis se complican, teniendo entonces que recurrir a pruebas de laboratorio, como son los cultivos de la cera o los antibiogramas. Este tipo de pruebas nos indican qué microorganismo está creciendo y qué tipo de medicamento se debe utilizar para controlarlo. En estos casos es cuando recurrimos a tratamientos por vía oral.
En cualquier caso, es muy importante que el propietario colabore para obtener buenos resultados. Para ello deberá seguir fielmente las instrucciones de su veterinario, y tener en cuenta que si no se hace correctamente la otitis puede complicarse. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario