HOLA AMIGOS


Bienvenidos a mi blog. Este será un sitio dedicado a la raza que me apasiona, el cocker spaniel ingles, y en general a todos los perros, con raza o sin ella. Aquí iré colgando temas relacionados con ellos, con los cocker y todo aquello que me parezca interesante, sobre veterinaria, etología etc...

Encontrarás que algunos artículos sobre el cocker son un poco técnicos, pero la mayoría son para todos los públicos. ¡No te desanimes !



Agradecimiento:

Me gustaría agradecer a todas las personas que nos han ayudado, explicado y aguantado tantas y tantas cosas, y que han hecho que nuestra afición persista.

En especial a Pablo Termes, que nos abrió su casa de par en par y nos regaló jugosas tardes en su porche contando innumerables “batallitas de perros”. Suyas fueron nuestras dos primeras perras y suya es buena parte de culpa de nuestra afición. A Antonio Plaza y Alicia, también por su hospitalidad, su cercanía, y su inestimable ayuda cada vez que la hemos necesitado. También por dejarnos usar sus sementales, casi nada. Y a todos los criadores y propietarios que en algún momento, o en muchos, han respondido a nuestras dudas con amabilidad.

Y, por supuesto, a Rambo, Cibeles y Maripepa, a Chulapa y Chulapita, y a Trufa, como no, y a todos los perros con pedigrí o sin el, con raza o sin ella por ser tan geniales.

Muchas gracias


Te estaré muy agradecido si después me dejas tus impresiones en forma de comentario.

Espero que te guste y que vuelvas pronto.



PARA LA REALIZACIÓN DE ESTE BLOG NINGÚN ANIMAL HA SIDO MALTRATADO




jueves, 26 de octubre de 2017

PERROS CON SOBREPESO


Parece que el sobrepeso no es solo un mal humano que va en aumento, sino que nuestros perros, cada vez más humanizados, van incluyéndolo entre sus trastornos más frecuentes.
Se considera que un perro tiene obesidad cuando su peso corporal supera el 20-30 por ciento de su masa corporal (esto depende de las características del propio perro) y se trata de una enfermedad multifactorial, es decir, que intervienen diversos factores, tales como la raza, la edad, el sexo, la castración, los tratamientos contraceptivos, las enfermedades endocrinas, los medicamentos y determinados hábitos, como el sedentarismo.


La mejor forma de luchar contra la obesidad es prevenirla, pero si hay que poner un tratamiento porque ya hay sobrepeso, se debe hacer cuanto antes, ya que los perros obesos tienen una esperanza de vida menor y padecen trastornos osteoarticulares irreversibles; además, este tipo de enfermedad hace que el perro no quiera hacer ejercicio, con lo que entra en un círculo vicioso del que es prácticamente imposible salir.
También hay que luchar contra la obesidad porque suele ir unida a la diabetes, ya que el sobrepeso modifica el metabolismo y favorece la resistencia a la insulina. Asimismo, el sobrepeso disminuye la capacidad inmunitaria, produce desequilibrios hormonales, aumenta el riesgo de tumores de mama y los problemas de piel, entre otros de diversa gravedad.


El origen del sobrepeso está en el desequilibrio entre la cantidad de energía que se ingiere y la que se gasta, por lo que para mantener el peso ideal es necesario proporcionar el alimento con el aporte calórico adecuado, controlar la ración diaria y mantener cierto nivel de actividad. Cuando el perro tiene sobrepeso es necesaria una dieta específica de adelgazamiento, con un alimento cuyo aporte energético sea restringido, que hay que combinar con el aumento del ejercicio diario y un cumplimiento estricto de la ración.
Las características del alimento para perder peso son muy importantes. Así, debe facilitar un menor aporte energético, para lo que se baja el nivel de grasa, que es la principal fuente de energía, y se añade L-carnitina, que favorece la combustión de las grasas. No obstante, se pueden aumentar las proteínas, que son menos energéticas que la grasa y ayudan a mantener la masa muscular, o se puede aumentar la fibra, que es la que menos energía aporta y aumenta la sensación de saciedad.


A este respecto, para que sea más fácil seguir el racionamiento establecido y evitar que reclamen comida entre horas, algunas dietas de obesidad proporcionan una mayor sensación de saciedad, lo que se consigue incorporando altos niveles de fibras de distintos tipos e incluyendo el psyllium y otras fibras con gran capacidad de absorber agua.
Otro aspecto a tener en cuenta en un alimento destinado a la pérdida de peso es que la ración sea más voluminosa, lo que se consigue con la densidad baja de las croquetas.


Dado que en los animales obesos se produce una mayor sobrecarga articular, es interesante que los alimentos para el control del peso incorporen condroprotectores (glucosamina y condroitina). Por otro lado, aunque se reduzca el nivel de grasa, el aporte de ácidos grasos y de vitaminas debe ser adecuado para mantener el buen estado de la piel y el pelo.
Finalmente, lo que pone la guinda a un buen alimento adecuado para el control de la obesidad es su palatabilidad, máxime porque con frecuencia los perros obesos están acostumbrados a tomar todo tipo de alimentos suculentos.


Como se trata de una patología, nuestro consejo es que el proceso de pérdida de peso lo supervise un veterinario, ya que no se debe perder el peso a mucha velocidad si este es muy alto. No obstante, ningún tratamiento tendrá eficacia si no hay una implicación sincera del propietario y de todo el entorno del perro.




Publicado en Royal Canin

No hay comentarios:

Publicar un comentario