HOLA AMIGOS


Bienvenidos a mi blog. Este será un sitio dedicado a la raza que me apasiona, el cocker spaniel ingles, y en general a todos los perros, con raza o sin ella. Aquí iré colgando temas relacionados con ellos, con los cocker y todo aquello que me parezca interesante, sobre veterinaria, etología etc...

Encontrarás que algunos artículos sobre el cocker son un poco técnicos, pero la mayoría son para todos los públicos. ¡No te desanimes !



Agradecimiento:

Me gustaría agradecer a todas las personas que nos han ayudado, explicado y aguantado tantas y tantas cosas, y que han hecho que nuestra afición persista.

En especial a Pablo Termes, que nos abrió su casa de par en par y nos regaló jugosas tardes en su porche contando innumerables “batallitas de perros”. Suyas fueron nuestras dos primeras perras y suya es buena parte de culpa de nuestra afición. A Antonio Plaza y Alicia, también por su hospitalidad, su cercanía, y su inestimable ayuda cada vez que la hemos necesitado. También por dejarnos usar sus sementales, casi nada. Y a todos los criadores y propietarios que en algún momento, o en muchos, han respondido a nuestras dudas con amabilidad.

Y, por supuesto, a Rambo, Cibeles y Maripepa, a Chulapa y Chulapita, y a Trufa, como no, y a todos los perros con pedigrí o sin el, con raza o sin ella por ser tan geniales.

Muchas gracias


Te estaré muy agradecido si después me dejas tus impresiones en forma de comentario.

Espero que te guste y que vuelvas pronto.



PARA LA REALIZACIÓN DE ESTE BLOG NINGÚN ANIMAL HA SIDO MALTRATADO




miércoles, 25 de octubre de 2017

EL CRECIMIENTO EN LOS PERROS DE RAZAS GRANDES



El crecimiento de los perros de razas grandes. En comparación con otras especies animales y el hombre, el proceso de crecimiento de los perros de tamaño grande experimenta cambios importantes en un periodo de tiempo relativamente corto. Especialmente en las razas grandes, el crecimiento en longitud (crecimiento de los huesos largos) es espectacular. A la edad de 16-18 meses, este tipo de perros alcanza su tamaño corporal final (no el peso).


Cartílago de crecimiento

El crecimiento longitudinal de los huesos tiene lugar en los cartílagos de crecimiento. Los huesos no crecen al azar, sino únicamente en los cartílagos de crecimiento que están situados en los extremos de los huesos. Durante el proceso de crecimiento, el cartílago se mineraliza y se transforma en hueso. Este proceso continúa hasta que el hueso ha alcanzado su longitud final.
Las posibles alteraciones en este proceso pueden conducir a enfermedades del esqueleto que ocasionan cojera y malformaciones óseas. Las articulaciones del hombro y del codo suelen ser las mas frecuentemente afectadas. La rótula (rodilla), el jarrete (tobillo) y la articulación de la cadera también pueden verse afectadas.



Problemas del esqueleto en perros de razas grandes
La investigación con perros de razas grandes en Suecia, Estados Unidos, Alemania, Australia y los Países Bajos, ha demostrado que estas enfermedades se deben al desarrollo anormal del cartílago de las articulaciones. En el perro, la enfermedad se conoce con el nombre de Osteocondrosis (OC) u Osteocondritis Disecante (OCD). Por otra parte, la sobrecarga de las articulaciones como consecuencia del exceso de peso también puede ocasionar problemas, siendo el ejemplo mas obvio la Displasia de Cadera (Hip Dysplasia - HD).
La Osteocondrosis (OC) y la Displasia de Cadera (HD) son enfermedades que se desarrollan durante el crecimiento. Son enfermedades hereditarias por naturaleza y pueden verse afectadas por condiciones ambientales tales como el trauma. La HD se caracteriza por un mal ajuste de la cadera, ya sea a causa de la conformación de la apófisis, de la fosa o de ambos. Si un perro no presenta HD cuando su esqueleto ha madurado, nunca la sufrirá. En caso de que el animal padezca HD pero no se le haya diagnosticado cuando era un cachorro, se le puede diagnosticar después en base a la artrosis subsecuente. Esto mismo se aplica a la ODC.



Varios estudios han demostrado (excluyendo las influencias genéticas) que el relativo exceso de peso por sobrealimentación de los cachorros en la etapa de crecimiento (el cachorro pesa demasiado para su edad en función del tamaño) conlleva un aumento significativo de la HD clínica. Los beneficios de criar un cachorro relativamente delgado son importantes, y desde el punto de vista de la ortopedia es preferible un cachorro delgado a uno obeso. Un exceso de peso origina una deformación de la articulación de la cadera (de hecho aumenta el riesgo de incidencia de HD). El tamaño total (altura hasta el hombro) no se ve afectado por alimentar a un cachorro de modo que se mantenga delgado. El cachorro no crece más despacio en cuanto a la talla sino en cuanto al peso corporal, lo cual es preferible.



El riesgo de una ingesta excesiva de calcio

El calcio es necesario para el desarrollo de un tejido óseo saludable. Extensas investigaciones han demostrado que la ingesta de calcio constituye el principal factor de riesgo para el desarrollo de la OCD. Cuando la ingesta de calcio es demasiado alta, aumenta el riesgo de que el perro desarrolle problemas clínicos. Puede producirse una ingesta excesiva de calcio cuando se añaden suplementos cálcicos a una alimentación completa y equilibrada, cuando se alimenta al animal con una comida completa con alto contenido de calcio, o cuando el dueño añade demasiado calcio a la comida "casera". Bajo cualquier circunstancia, debe evitarse el añadir calcio a una dieta completa y equilibrada. La cantidad de calcio incluida en estas dietas ha sido cuidadosamente controlada.


El peligro de una ingesta energética excesiva

El desarrollo de la Displasia de Cadera (HD) no guarda relación con el crecimiento longitudinal de los huesos, pero sí se ve muy influido por la nutrición. Una ingesta excesiva de alimento (calorías) durante el crecimiento conlleva un aumento del riesgo de desarrollar HD. El mecanismo por el que se produce este aumento del riesgo parece deberse al rápido aumento de peso y a un esqueleto relativamente inmaduro como para soportar ese peso corporal.
Al nacer, el esqueleto es fundamentalmente cartilaginoso, y se transforma en hueso de forma gradual. A diferencia del hueso, el cartílago es flexible y puede cambiar de forma, y de hecho lo hará si se le somete a fuerzas de carga. Cuando el esqueleto inmaduro, y por lo tanto la articulación inmadura de la cadera del perro, se "sobrecarga" debido al exceso de peso (para su edad), existe el riesgo de que la forma de las articulaciones de su cadera se adapten y se vuelvan displásicas.


No obstante, la Displasia de Cadera es una enfermedad hereditaria, y cuando los genes no se encuentran en la línea genética de la raza, independientemente de la edad, un exceso de peso corporal nunca dará lugar a la aparición de HD. Por otro lado, se ha demostrado que cuando en la línea genética existe riesgo de HD, la sobrealimentación del cachorro aumenta de forma dramática la frecuencia y gravedad del problema.
Esto mismo puede aplicarse al riesgo relativo de Osteocondritis Disecante y al conjunto de trastornos conocido como Displasia del codo (Elbow Dysplasia - ED). Un incremento de peso corporal demasiado rápido aumenta el riesgo de aparición de dichos trastornos. Para obtener el mejor resultado final -un perro sano y de la talla apropiada-, es necesario que tenga lugar un crecimiento equilibrado junto con una tasa de aumento de peso corporal controlada. La administración de la cantidad correcta de alimento garantiza que el perro alcance su correspondiente talla adulta final y un estado de salud óptimos.


La cantidad de proteínas no influye

La investigación del crecimiento del Gran Danés (Nap RC, Países Bajos), ha demostrado que el nivel de proteínas de la dieta no influye de manera significativa en el desarrollo del esqueleto. Una ingesta elevada de proteínas no aumenta el riesgo de Osteocondritis Disecante o de Displasia de Cadera  y no tiene ningún efecto sobre el crecimiento longitudinal del hueso.


Nutrición especial para el crecimiento

Pese a la elevada frecuencia de problemas óseos en los perros de raza grande, la buena noticia es que existen alimentos especialmente formulados para satisfacer las necesidades derivadas del rápido crecimiento de los cachorros de razas grandes. Este alimento tiene en cuenta las investigaciones más recientes que consideran al calcio como el principal factor de riesgo en la alimentación de razas grandes, y que también recomiendan una reducción de la ingesta energética total para conseguir un crecimiento controlado. 




Agradecemos la colaboración para la publicación de esta nota a:
Burson-Marsteller - Maria Isina Areco

No hay comentarios:

Publicar un comentario