HOLA AMIGOS


Bienvenidos a mi blog. Este será un sitio dedicado a la raza que me apasiona, el cocker spaniel ingles, y en general a todos los perros, con raza o sin ella. Aquí iré colgando temas relacionados con ellos, con los cocker y todo aquello que me parezca interesante, sobre veterinaria, etología etc...

Encontrarás que algunos artículos sobre el cocker son un poco técnicos, pero la mayoría son para todos los públicos. ¡No te desanimes !



Agradecimiento:

Me gustaría agradecer a todas las personas que nos han ayudado, explicado y aguantado tantas y tantas cosas, y que han hecho que nuestra afición persista.

En especial a Pablo Termes, que nos abrió su casa de par en par y nos regaló jugosas tardes en su porche contando innumerables “batallitas de perros”. Suyas fueron nuestras dos primeras perras y suya es buena parte de culpa de nuestra afición. A Antonio Plaza y Alicia, también por su hospitalidad, su cercanía, y su inestimable ayuda cada vez que la hemos necesitado. También por dejarnos usar sus sementales, casi nada. Y a todos los criadores y propietarios que en algún momento, o en muchos, han respondido a nuestras dudas con amabilidad.

Y, por supuesto, a Rambo, Cibeles y Maripepa, a Chulapa y Chulapita, y a Trufa, como no, y a todos los perros con pedigrí o sin el, con raza o sin ella por ser tan geniales.

Muchas gracias


Te estaré muy agradecido si después me dejas tus impresiones en forma de comentario.

Espero que te guste y que vuelvas pronto.



PARA LA REALIZACIÓN DE ESTE BLOG NINGÚN ANIMAL HA SIDO MALTRATADO




martes, 4 de abril de 2017

PERROS DE CAZA JAPONESES; POR DAVID HANCOCK (SPANISH & ENGLISH)


Cualquier mención a los sabuesos en el mundo occidental evoca inmediatamente imágenes de elegantes perros tricolores de pelo liso, fuertemente construidos con orejas caidas o grifones de pelo duro y áspero fuera de Francia. Un perro de orejas tiesas con una espesa cola espesa enrollada sobre su espalda no encaja muy bien con esa imagen, pero los perros de Japón son muy singulares y merecen reconocimiento. Dos de sus razas de caza, el Akita y el Shiba, se han establecido aquí, pero como perros de show no deportivos y ni siquiera clasificados como sporting dogs (perros de caza) por nuestro Kennel Club. 226 Shibas se registraron en 2011 y más de mil Akitas, de ambos tipos, principalmente del tipo "americano" (ahora ya es una raza distinta), con sólo 50 de la variedad japonesa presentando, para mí, una diferenciación lamentable. El estándar de la raza de KC para el Akita, menciona su papel como perro de caza en el oso negro, el jabalí y el ciervo y para el Shiba, describe su papel como perro de caza, principalmente para la caza de madriguera, pero usado para seguir piezas más grandes como el jabalí y el venado, clasifica ambos, con notable perversidad, no como sabuesos, sino en su Grupo de Utilidad (junto con los perros de guarda y defensa).



 Akitas Japoneses

Mi interés en una de sus razas, el Akita, fue mayor al leer que el difunto Joe Braddon, posiblemente el mayor juez canino de finales del siglo XX, calificó a un Akita japonés que juzgó en Noruega, comoel mejor perro que jamás había visto. En una carrera de treinta años como juez internacional, debe haber pasado por encima de cientos de miles de perros en el ring. Según nuestra definición como perro, el Akita es una raza impresionante, teniendo una presencia tangible, una imponente auto-seguridad, casi una grandeza natural al respecto. El Akita japonés pesa alrededor de 70-80 libras, pero ahora hay una variación en América que pesa más de 100 libras.



Akita Americano, cuando el autor escribió el artículo era una variedad del japones, ahora es una raza distinta llamada Gran Perro Asiático


El club canino internacional, el FCI, reconoce a varios perros de caza japoneses: el Akita, el Ainu, el Kai, el Kishu y el Shiba, y a menudo después se cita el nombre de las localidades donde se desarrollaron, con el Akita también llamado Akita Matagi Inu o perro que caza osos. El Ainu también se llama el perro de Hokkaido, pues era criado sobre todo en las regiones montañosas de la isla de Hokkaido. El perro atigrado negro de Kai también fue llamado el perro del tigre, debido al color de su capa. El Kishu generalmente blanco fue utilizado como perro de caza en la isla grande de Kyushu, con el Shiba Inu (o perro pequeño) desarrollado en la isla de Honshu, y ahora muy popular en Gran Bretaña. Con más de 200 nuevos registros al año, el Shiba Inu parece bien establecido, pero no conozco a nadie que use uno como perro de caza aquí. (Hay una raza similar pero ligeramente más alta llamada el Shikoku, usado para cazar ciervos, pero no creo que sea conocido en Europa).


 Shikoku


 Shiba Inu

El Shiba es un pequeño perro encantador de aspecto zorruno con una capa gruesa y dura, ojos brillantes, una postura alerta, expresión atenta y naturaleza inquisitiva, tan valiosa en un perro de caza. Se utilizan ampliamente para el conejo en Japón, pero son grandes ratoneros, siendo determinado, rápido y extremadamente ágil. Las variedades locales fueron nombradas después con el nombre de la localidad que las favoreció, algo como nuestros antiguos terriers. Pudes oir: Mino Shiba, Shinshu Shiba, Sekishu Inu y así sucesivamente; Fueron utilizados para caza menor: liebre, perro mapache (tanuki), zorro, comadreja y aves. He quedado muy impresionado por su solidez al verlos junto a perros ingleses en shows y espectáculos en el extranjero. Esto puede ser porque para juzgar la raza en su país natal se necesita unentrenamiento exigente y una amplia experiencia. Seria bueno leer la crítica de un juez en 2010 que indicaba: "Hay que recordar siempre el propósito y el origen del Shiba. Un pequeño perro de caza, muy ágil, ágil y capaz de saltar de roca en roca, en su búsqueda de caza menor en las montañas de Japón". Sería bueno saber de su comportamiento cazando conejos aquí.




Los fuertes colores atigrados del Kai Ken, su versatilidad en el campo de caza y su puro encanto como una raza los han convertido en favoritos inmediatos fuera de su país de origen. Hay dos líneas de sangre en la raza que determinan sus características físicas: Dairo y Kaikuro; El primero es más ligero y se utiliza en ciervos, el otro fornido y utilizado en la caza de jabalí. Se ha afirmado que tres Kai Ken puede derribar un jabalí adulto. Son perros de caza de montaña, ágiles, seguros y muy decididos. Cada vez más popular en los Estados Unidos y Canadá, son valorados como perros de compañía más que perros de caza.



 Kai Ken

Mucho mejor conocido aquí es el Akita, aunque la división en la raza causa mucha confusión lejos de los shows. He visto algunos impresionantes Akitas en Gran Bretaña, pero algunos mostraban defectos temperamentales, probablemente por ser propiedad de la gente equivocada - se convirtieron en "perros de status" por un tiempo. En Japón, justo después de la Segunda Guerra Mundial, surgieron tres tipos dentro de la raza: el Matagi Akita o el bearhound, el Fighting Akita o los Kong-go dogs con sangre de mastín y el Shepherd Akita, utilizado como protector de rebaños. El primer tipo es el verdadero, el segundo debe ser evitado. El Akita siempre fue destinado a ser un sabueso.



Any mention of hounds in the Western world conjures up immediate images of elegant smooth-haired sighthounds, strongly-built tricolour drop-eared scenthounds or rough-haired Griffons out of France. A prick-eared dog with a bushy tail curled over its back doesn’t quite fit the bill, but the hounds of Japan are highly individual and deserve recognition. Two of their hunting dog breeds, the Akita and the Shiba, have become established here but as show dogs not sporting ones and neither classified as hounds or sporting dogs by our Kennel Club. 226 Shibas were registered here in 2011 and over a thousand Akitas, of both types, mainly the ‘American’ type, with only 50 of the Japanese Akita variety featuring, for me, a regrettable differentiation. The KC breed standard for the Akita, mentions its role as a hunting dog on black bear, wild boar and deer and for the Shiba, describes its role as a hunting dog, mainly of ground game, but used to track larger game such as boar and deer, then classifies both, with remarkable perversity, not as hounds, but in its Utility Group.
My interest in one of their breeds, the Akita, was heightened on reading that the late Joe Braddon, arguably the greatest show judge of the late 20th century here, rated a Japanese Akita he judged in Norway, the best dog he ever saw. In a thirty year career as an international judge, he must have gone over hundreds of thousands of dogs in the ring. By our definition a hound, the Akita is an impressive breed, having a  tangible presence, an imposing self-assurance, almost a natural grandeur about it. The Japanese Akita weighs around 70-80lbs but now there is a variation in America that weighs well over 100lbs.
The international kennel club, the FCI, recognises a number of Japanese hunting dogs: the Akita, the Ainu, the Kai, the Kishu and the Shiba, often after the localities where they developed, with the Akita also named the Akita Matagi Inu or dog that hunts bears. The Ainu is also called the Hokkaido Dog, as it was favoured in the mountainous regions of Hokkaido Island. The black brindle Kai Dog was also called the Tiger Dog, because of its coat colour. The usually white Kishu was used as a hunting dog on the large island of Kyushu, with the Shiba Inu (or small dog) developed on Honshu Island, and now very popular in Britain. With over 200 a year being newly registered, the Shiba Inu seems well established but I know of no one using one as a hunting dog here. (There is a similar but slightly taller breed called the Shikoku, used to hunt deer, but not I believe known in Europe.)
The Shiba is an enchanting fox-like little dog with a hard thick coat, sparkling eyes, an alert posture, attentive manner and inquisitive nature, so valuable in a hunting dog. They are used extensively on rabbit in Japan but are great ratters too, being determined, quick and extremely agile. Local varieties were named after the locality that favoured them, rather like our terriers of old. You hear of Mino Shiba, Shinshu Shiba, Sekishu Inu and so on; they were used to hunt small game: hare, racoon dog (tanuki), fox, weasel and birds. I have been very impressed by their soundness when viewing them both at English dog shows and overseas shows. This may be because to judge the breed in its native country you need demanding training and extensive experience. It was good to read a show judge’s critique in 2010 stating : “Always remember the purpose and origin of the Shiba. A small hunting dog, very nimble, agile and able to leap from rock to rock, in its pursuit to hunt small game in the mountains of Japan.” It would be good to hear of their use hunting rabbits here.
The strong brindle colours of the Kai Ken, its versatility in the hunting field and their sheer charm as a breed have made them immediate favourites outside their home country. There are two bloodlines in the breed that determine their physical characteristics: Dairo and Kaikuro; the first being lighter and used on deer, the other stocky and used in the boar hunt. It has been claimed that three Kai Ken can bring down a full grown boar. They are very much mountain hunting dogs, agile, sure-footed and very determined. Increasingly popular in the United States and Canada, they are valued as companion dogs more than hunting dogs.
Far better known here is the Akita, although the division in the breed causes much confusion away from the show rings. I have seen some impressive Akitas in Britain but some have displayed temperamental flaws, probably from being owned by the wrong people – they did become ‘status dogs’ for a while. In Japan, just after World War II, three types of the breed emerged: the Matagi Akita or bearhound, the Fighting Akita or Kong-go dogs with mastiff blood and the Shepherd Akita, used as a flock protector. The first type is the true one, the second one is to be avoided. The Akita was always intended to be a hound.


No hay comentarios:

Publicar un comentario