HOLA AMIGOS


Bienvenidos a mi blog. Este será un sitio dedicado a la raza que me apasiona, el cocker spaniel ingles, y en general a todos los perros, con raza o sin ella. Aquí iré colgando temas relacionados con ellos, con los cocker y todo aquello que me parezca interesante, sobre veterinaria, etología etc...

Encontrarás que algunos artículos sobre el cocker son un poco técnicos, pero la mayoría son para todos los públicos. ¡No te desanimes !



Agradecimiento:

Me gustaría agradecer a todas las personas que nos han ayudado, explicado y aguantado tantas y tantas cosas, y que han hecho que nuestra afición persista.

En especial a Pablo Termes, que nos abrió su casa de par en par y nos regaló jugosas tardes en su porche contando innumerables “batallitas de perros”. Suyas fueron nuestras dos primeras perras y suya es buena parte de culpa de nuestra afición. A Antonio Plaza y Alicia, también por su hospitalidad, su cercanía, y su inestimable ayuda cada vez que la hemos necesitado. También por dejarnos usar sus sementales, casi nada. Y a todos los criadores y propietarios que en algún momento, o en muchos, han respondido a nuestras dudas con amabilidad.

Y, por supuesto, a Rambo, Cibeles y Maripepa, a Chulapa y Chulapita, y a Trufa, como no, y a todos los perros con pedigrí o sin el, con raza o sin ella por ser tan geniales.

Muchas gracias


Te estaré muy agradecido si después me dejas tus impresiones en forma de comentario.

Espero que te guste y que vuelvas pronto.



PARA LA REALIZACIÓN DE ESTE BLOG NINGÚN ANIMAL HA SIDO MALTRATADO




lunes, 23 de mayo de 2016

UN POCO DE HISTORIA: UN MERECIDO HOMENAJE



En 2005 Ronnie Smith, coronel de la Fuerza Aérea estadounidense, fue destinado a la Antártida, donde los mapas están repletos de nombres de famosos exploradores. Smith leyó acerca de la carrera que enfrentó a Roald Amundsen y Robert Scott por la conquista del polo Sur entre 1910 y 1912, y su amor por los perros lo llevó a pensar que algunos de los principales héroes de la gesta habían sido injustamente olvidados. Solución: bautizar con sus nombres las coordenadas de vuelo, o waypoints.


Una nueva carta aeronáutica que cubre la ruta de casi 3.800 kilómetros entre la estación antártica McMurdo y Nueva Zelanda recuerda a seis de los perros de Amundsen y a cinco de los ponis de Scott. Cada uno de esos waypoints (puntos de referencia donde los pilotos informan del vuelo a las torres de control) se identifica mediante un código universal de cinco letras. Así, por ejemplo, el poni Jimmy Pigg aparece como «JIPIG».



Roger Connor, experto en historia de la aviación, dice que para esas coordenadas suele emplearse el nombre de un personaje de la historia local o un término jocoso. Pocos reciben la aprobación de las instituciones científicas y las autoridades de la aviación. Hoy los perros no pueden entrar en la Antártida por el riesgo de moquillo, pero al menos, gracias a Smith, los animales de tiro del pasado están recibiendo un merecido reconocimiento.
Jeremy Berlin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario