HOLA AMIGOS


Bienvenidos a mi blog. Este será un sitio dedicado a la raza que me apasiona, el cocker spaniel ingles, y en general a todos los perros, con raza o sin ella. Aquí iré colgando temas relacionados con ellos, con los cocker y todo aquello que me parezca interesante, sobre veterinaria, etología etc...

Encontrarás que algunos artículos sobre el cocker son un poco técnicos, pero la mayoría son para todos los públicos. ¡No te desanimes !



Agradecimiento:

Me gustaría agradecer a todas las personas que nos han ayudado, explicado y aguantado tantas y tantas cosas, y que han hecho que nuestra afición persista.

En especial a Pablo Termes, que nos abrió su casa de par en par y nos regaló jugosas tardes en su porche contando innumerables “batallitas de perros”. Suyas fueron nuestras dos primeras perras y suya es buena parte de culpa de nuestra afición. A Antonio Plaza y Alicia, también por su hospitalidad, su cercanía, y su inestimable ayuda cada vez que la hemos necesitado. También por dejarnos usar sus sementales, casi nada. Y a todos los criadores y propietarios que en algún momento, o en muchos, han respondido a nuestras dudas con amabilidad.

Y, por supuesto, a Rambo, Cibeles y Maripepa, a Chulapa y Chulapita, y a Trufa, como no, y a todos los perros con pedigrí o sin el, con raza o sin ella por ser tan geniales.

Muchas gracias


Te estaré muy agradecido si después me dejas tus impresiones en forma de comentario.

Espero que te guste y que vuelvas pronto.



PARA LA REALIZACIÓN DE ESTE BLOG NINGÚN ANIMAL HA SIDO MALTRATADO




viernes, 26 de febrero de 2016

LA LOBA QUE RECOLONIZÓ GUADALAJARA



A través de mi amigo Emilio Valadé del Rio, me llega este bonito artículo que yo tambien quiero compartir con vosotros.


A lo largo de toda la historia, han sido relativamente pocos los años en los que la especie ha faltado en la provincia. Desaparecieron en los años 70 exterminados por la mano del hombre, y no fue hasta principios del 2000 cuando hicieron una intentona de recolonizar nuestras tierras. Pero, imperdonablemente, volvieron a ser exterminados de forma ilegal.
Entre 2008 y 2009 hubo una pareja de lobos que apostó por volver a intentar a vivir en nuestras tierras. Se asentaron en la Sierra de Ayllón de forma muy esquiva, aunque las bajas que producían al ganado advirtieron de su presencia. En 2010, la administración capturó un ejemplar y le colocó un collar que delataría su posición, así conocerían exactamente por donde se movían aquellos lobos. El ejemplar capturado fue una hembra en época de cría, curiosamente, fue la hembra alfa de la manada. El collar funcionó hasta enero de 2011.


Desde entonces, se oía por los pueblos que habían matado furtivamente un lobo con collar en una punta de la sierra, al tiempo, esa misma historia pero en otro pueblo…  Se piensa que la loba siguió andando por las mismas zonas que cuando llegó, sospechándose, que criaba año tras año sobreviviendo y esquivando todas las adversidades, ayudando con sus crías y su astucia a que se asentaran los lobos que ahora mismo corren por nuestras tierras.
La tragedia llegó el día 20 de noviembre de 2015 (enlace a la noticia), un coche que viajaba a las 23:30 de cerca de Carrascosa de Henares, se cruzó en la vida de la loba en plena Alcarria. Ahí terminaron sus andanzas, ella que tantas carreteras había cruzado, que tantísimos km llevaba bajo sus pies, que tantos cazadores había esquivado, que tantos caminos había rastreado, que a tantas presas había devorado, ella que a tantos ganaderos había desvelado, que tanto nos ha dado que pensar, que tanto la hemos admirado, y que tanto la recordaremos.
Ella ha sido la que decidió criar en Guadalajara una y otra vez, y con diez años y medio de edad terminó su vida a 40 km de la sierra. Ella ha sido la loba que ha dado a Guadalajara un valor incalculable, ya que la presencia de un gran depredador como el lobo, allí donde se asienta, equilibra y regula las especies cinegéticas que tanto nos cuesta a nosotros y que al final solucionamos con resultados ecológicos dudosos.


Mucha gente odia a los lobos, ven en ellos al mismo diablo. A los ganaderos, les quitan el pan de cada día, a los cazadores, “sus” preciadas presas, y a algunos miedosos, les quitan las ganas de salir al monte.
Hoy en día, mucha gente piensa que los montes nos pertenecen y que los animales silvestres son de los cazadores que los pagan. Pero lo único cierto, es que todo eso llegó mucho antes que nosotros, tras una evolución natural y perfeccionada. Los montes en los que pastan nuestros ganados, ¡no son nuestros!, las especies que abatimos cazando, ¡no son nuestras!, otra cosa es que las aprovechemos de manera regulada como especie que somos. Todos pertenecemos a la naturaleza, y por mucho que lo intentemos, no podemos imitar la selección natural. No podemos igualar un sistema de selección que se perfecciona cada día desde hace 3600 millones de años, no podemos despreciar la presencia de ningún ser vivo natural en nuestros ecosistemas, y en este caso, no podemos odiar y luchar en contra del gran depredador ibérico que tan imprescindible es para no romper la evolución natural.


Desde FAGUS admiramos los usos tradicionales, admiramos la conservación de la naturaleza y por ello admiramos a la loba que recolonizó Guadalajara ayudando así a la recuperación de la especie en nuestros montes. Ella estaba hecha gramo a gramo de cada corzo, de cada jabalí, de cada oveja que devoró, estaba hecha de cada gramo de hierba que se alimentaron esos herbívoros, estaba hecha de cada nutriente que absorbieron esas plantas, estaba hecha del agua que corre por nuestros ríos, ¡ESTABA HECHA DE GUADALAJARA! Y nos ha devuelto muchísimo más de lo que aprovechó de nuestra tierra.


Articulo publicado en Fagus

No hay comentarios:

Publicar un comentario