HOLA AMIGOS


Bienvenidos a mi blog. Este será un sitio dedicado a la raza que me apasiona, el cocker spaniel ingles, y en general a todos los perros, con raza o sin ella. Aquí iré colgando temas relacionados con ellos, con los cocker y todo aquello que me parezca interesante, sobre veterinaria, etología etc...

Encontrarás que algunos artículos sobre el cocker son un poco técnicos, pero la mayoría son para todos los públicos. ¡No te desanimes !



Agradecimiento:

Me gustaría agradecer a todas las personas que nos han ayudado, explicado y aguantado tantas y tantas cosas, y que han hecho que nuestra afición persista.

En especial a Pablo Termes, que nos abrió su casa de par en par y nos regaló jugosas tardes en su porche contando innumerables “batallitas de perros”. Suyas fueron nuestras dos primeras perras y suya es buena parte de culpa de nuestra afición. A Antonio Plaza y Alicia, también por su hospitalidad, su cercanía, y su inestimable ayuda cada vez que la hemos necesitado. También por dejarnos usar sus sementales, casi nada. Y a todos los criadores y propietarios que en algún momento, o en muchos, han respondido a nuestras dudas con amabilidad.

Y, por supuesto, a Rambo, Cibeles y Maripepa, a Chulapa y Chulapita, y a Trufa, como no, y a todos los perros con pedigrí o sin el, con raza o sin ella por ser tan geniales.

Muchas gracias


Te estaré muy agradecido si después me dejas tus impresiones en forma de comentario.

Espero que te guste y que vuelvas pronto.



PARA LA REALIZACIÓN DE ESTE BLOG NINGÚN ANIMAL HA SIDO MALTRATADO




miércoles, 16 de diciembre de 2015

MOVIMIENTO: UNA PARTE IMPORTANTE DEL TIPO (SPANISH & ENGLISH)



Cuando intenté definir el "tipo de raza" - las dos palabras que se dicen con mayor frecuencia en el léxico de los aficionados al perro, me encontré mirando hacia atrás, a los grandes perros que había visto a través de los años, a la vez que estudiando detenidamente las páginas de la historia de las exposiciones caninas. Antes de que pudiera empezar a escribir Resolver los misterios del tipo , tuve que reducir lo más posible las cualidades que muchos de los más grandes perros de nuestras razas poseían.

Llegué a algunas conclusiones interesantes. Tan diferentes como que los grandes perros de las diferentes razas que estaban en el análisis final, todos ellos fueron muy respetados por su clásica combinación de:
Carácter de raza
Silueta
Cabeza/expresión
Movimiento
Pelo/manto

Llegué a la conclusión de que si el tipo de raza significaba algo, eso significaba que los perros que escribieron una página en la historia no sólo poseían estos cinco elementos de tipo racial, sino que por lo general sobresalieron sobre los demás. ¿Esto quiere decir que eran perfectos en todos los aspectos? Por supuesto que no. Cada uno tenía sus defectos o carencias individuales. Pero sin lugar a dudas compartían una cosa en común: en su momento todos ellos tenían la mayor parte de lo mejor. 

Es importante entender que el movimiento debe decir todo acerca de la raza del perro. En la foto, joven Amy Rodrigues y su Bretón en una foto clásica del perro en acción. Foto por Joan Ludwig.
 

La gran pregunta
Parece que hay pocas dudas sobre lo anterior, pero si hay uno de los elementos del tipo de raza que puede engendrar preguntas, es el movimiento. ¿Es posible que un perro sea típico sin un movimiento correcto? La respuesta a esa pregunta podría ser sí, si nuestra misión es simplemente evaluar un perro sentado o de pie en una posición posado.
Todos ellos se ven muy impresionantes, ya sabes - la corta espalda del boxer, la sorprendente silueta del Bichon Frise, la preciosa imagen creada para el espectáculo de gran calidad del Cocker Spaniel Americano. Pero permite que una buena parte de esos perros hábilmente posados se muevan, y el resultado puede ser chocante por lo menos.
Aquí, en América del Norte hemos llegado a ser tan expertos en el posado de nuestros perros de show que la mayoría, si no todos, nos dan la imagen definitiva de lo que estamos buscando en el tipo de raza, pero cuando se les pide a los mismos perros que se muevan, nos preguntamos, "¿Dónde se fue toda esa calidad?"
"Cambiando el movimiento cambias el tipo." Este es un principio de cría bien conocido que ha existido durante décadas, si no siglos. Si se necesita una prueba, simplemente ver una entrada de buen numero de boxer. La primera pregunta será sin duda, "¿Cuándo se hizo el cuerpo de la raza tan largo?" La respuesta se encuentra en los esfuerzos para que el movimiento de la raza se realice con extrema velocidad y ligereza. La adición de distancia entre las patas delanteras y traseras hace esto mucho más fácil de lograr. También produce un boxer que está lejos del cuadrado.
El boxer no es el único en el cambio drástico que se produce una vez que el perro se pone a trotar. El Bichon Frise se encuentra junto al boxer en la categoria "lo que ves no es lo que tienes". Fuera de la mesa el cuello desaparece, el cuerpo se extiende a la longitud de una oruga, y las patas desaparecen. Es absolutamente asombroso lo que un buen grooming puede hacer en un Bichon Frise cuando además es posado a la perfección.

Por favor, no me malinterpreten; No estoy abogando para que los principales premios se otorguen la perro cuya mejor cualidad sea moverse bien. Hay mucho más en esa imagen. El movimiento como un elemento del tipo racial revela si un perro tiene en realidad lo que parece tener cuando está parado. Un perro se mueve adecuadamente como su raza sólo si esta construido para hacerlo. Una vez más, al cambiar el movimiento, cambia construcción. Si el movimiento confirma cómo esta construido el perro, ¿cómo puede no ser un elemento significativo de tipo racial? Hay algunos que dicen que esto sólo es aplicable a las razas de perros que tienen movimiento inusual: el Pinscher miniatura, Pekinés, galgo italiano y Chow Chow entre ellos. Para revelar el tipo, el movimiento no tiene que lo único que se encuentre en estas cuatro razas.


El movimiento debe variar mucho entre los tres setters. El Setter Irlandés, en la foto, fue criado para trabajar en terreno abierto y llano, y su marcha debe reflejar su propósito. Del mismo modo, la marcha del Gordon debe reflejar su historia al trabajar en el terreno rocoso de las Highlands escocesas. El Setter Inglés, por su parte, debe tener una marcha moderada y conservadora acorde con su construcción moderado y conservador

Como ejemplo, vamos a echar un vistazo a los tres setters. La palabra setter con demasiada frecuencia se asocia a la imagen del irlandés pelirrojo volando por el ring, y es fácil ver por qué. El Setter Irlandés es, sin duda, uno de los perros con más glamour para ser mostrado en todo el mundo del perro. Pero lo que el observador debe dejar de tener en cuenta es que no habría setters Inglés y Gordon si los desarrolladores de las respectivas razas no hubieran tratado de crear un perro de un tipo diferente y de diferente Como ejemplo, vamos a echar un vistazo a los tres sets. La palabra setter con demasiada frecuencia crea una imagen del irlandés pelirrojo volando por el anillo, y es fácil ver por qué. El Setter Irlandés es, sin duda, uno de los perros más glamour de ser mostrado en todo el mundo del perro. Pero lo que el observador debe dejar de tener en cuenta es que no habría inglés y organismos de Gordon si los desarrolladores de las respectivas razas no estaban tratando de crear un perro de un tipo diferente para un diferente propósito.

El Setter Irlandés fue desarrollado para trabajar en el terreno abierto y plano de Irlanda. Su construcción le permite hacerlo, y su movimiento demuestra que puede. El propósito del setter Gordon es significativamente diferente al de su primo irlandés. El Gordon trabaja en el terreno rocoso, con frecuencia inhóspito de las Highlands escocesas. El cuidado y la deliberación en el movimiento fueron importantes para la raza. Galopar a tumba abierta a través de los páramos podría resultar muy peligroso para las patas y los pies del perro, por no hablar de los cazadores tratando de mantenerse al junto al perro en un terreno tan difícil. Es triste decir que el movimiento de muchos de los actuales Gordon demuestra que es poco más que un Irlandés con el traje de un Gordon. 



El Setter Inglés, primo del Setter irlandés y del Gordon, es moderado y conservador como los compatriotas que lo desarrollaron. Él no tiene necesidad de la velocidad ni la atención en su desplazamiento.Y su construcción así lo muestra.

El movimiento de estos tres setters debe probar el punto mismo de su existencia. Una raza con el movimiento de otra demuestra lo equivocado que el perro como ejemplar está. Así que cuando estamos hablando de perros de raza pura de gran tipo, estamos hablando de los perros muy especiales que se sabe que han tenido la mayor parte de lo mejor. Cuando la discusión se trata de esos perros que significativamente tienen alguna carencia en cualquiera de los cinco elementos, estamos entonces hablando de los casi perfectos. Una definición de los "casi perfectos" que me parece más apropiada para este caso es una que leí en algún lugar hace muchos años: "un impacto de un misil que no es un golpe directo, pero es lo suficientemente próximo como para dañar el objetivo”.


Richard G. ("Rick") Beauchamp








Movement: An Important Part of Type
By Richard G. ("Rick") Beauchamp | July 31, 2013



When I set out to define "breed type" — the two most frequently spoken words in the dog fancier's lexicon — I found myself looking back at the great dogs I had seen through the years, as well as poring over the pages of dog show history. Before I could begin to write Solving the Mysteries of Breed Type, I had to narrow down as closely as possible the qualities the greats of our many dog breeds possessed.
I came to some interesting conclusions. As different as the great dogs of the various breeds were in the final analysis, all were highly respected for their classic combination of:
Breed character
Silhouette
Head/expression
Movement
Coat
I came to the conclusion that if dog breed type meant anything at all, it meant that dogs that were given a page in history not only possessed these five elements of breed type, they by and large excelled in them. Did this mean they were perfection in all respects? Of course not. Each had its individual flaws or shortcomings. But without a doubt they shared that one thing in common: They all had the most of the best in their day.

The Big Question
It seems there is little question with the foregoing, but if there is one of the elements of breed type that can engender questions, it is movement. Is it possible for a dog to be typey without correct movement? The answer to that question could be yes if our task was simply to evaluate a dog stacked or standing in a well-taught position.
They all look quite glorious, you know — the short-backed Boxer, the striking silhouette of the Bichon Frise, the lovely picture created by the show-quality American Cocker Spaniel. But allow a good many of those cleverly stacked dogs to move, and the result can be shocking to say the least. We here in North America have become so expert at stacking and posing our show dogs that most if not all give us the ultimate picture of what we are looking for in breed type, but when the same dogs are asked to move, we wonder, "Where did all the quality go?"

"Changing movement changes type." This is a well-known breeding principle that has existed for decades if not centuries. If one needs proof, simply watch a good-sized entry of Boxers. The first question asked will undoubtedly be, "When did the breed get so long in body?" The answer is found in efforts to have the breed move with extreme flat-out speed. Adding distance between the front and rear legs makes this much easier to accomplish. It also produces a Boxer that is far from square.
The Boxer is not alone in the drastic change that occurs once the dog is off and running. The Bichon Frise stands right alongside the Boxer in the "what you see is not what you get" department. Off the table the neck disappears, the body stretches out to caterpillar length, and the legs disappear. It is absolutely astounding what a trim can do to a Bichon Frise as long as he is posed to perfection.
Please don't get me wrong; I am not advocating top awards to the dog whose main quality is that he moves best. There is a whole lot more to the picture. Movement as an element of breed type reveals whether or not a dog actually has what he appears to have when standing still. A dog moves properly for its breed only if it is constructed to do so. Again, when you change movement, you change construction. If movement confirms how the dog is made, how can it not be a significant element of breed type?
There are some who say this only applies to dog breeds that have unusual movement: the Miniature Pinscher, Pekingese, Italian Greyhound and Chow Chow among them. To reveal type, movement does not have to be as unique as what's found in these four breeds.
As an example, let's take a look at the three setters. The word setter all too often creates an image of the red-headed Irishman flying down the ring, and it's easy to see why. The Irish Setter is undoubtedly one of the most glamorous dogs being shown throughout the dog world. But what the observer must stop to consider is that there wouldn't be English and Gordon Setters if the developers of the respective breeds weren't attempting to create a dog of a different kind and of different purpose.
The Irish Setter was developed to work Ireland's open and level terrain. His construction enables him to do so, and his movement proves he can. The purpose of the Gordon Setter is significantly different from that of his Irish cousin. The Gordon worked the rocky, frequently inhospitable terrain of the Scottish Highlands. Care and deliberation in movement were important to the breed. Running headlong across the moors could prove extremely dangerous to the dog's legs and feet, to say nothing of the hunter trying to keep up with the dog in such difficult terrain. Sad to say the movement of many of today's Gordon Setters proves he is little more than an Irishman in Gordon clothing.
The English Setter, cousin to the Irish and Gordon Setter, is as moderate and conservative as the countrymen who developed him. He neither has need for speed nor care in traveling. His construction shows it.
The movement of these three setters should prove the very point of their existence. One breed moving like the other proves how wrong the individual dog is. So when we are discussing purebred dogs of great type, we are talking about those very special dogs that are known to have had the most of the best. When the discussion is about those dogs that fall significantly short in any of the five elements, we are then talking about the near misses. A definition of the "near miss" I find most appropriate in this instance is one I read somewhere many years ago: "A strike by a missile that is not a direct hit but is close enough to damage the target.



No hay comentarios:

Publicar un comentario