HOLA AMIGOS


Bienvenidos a mi blog. Este será un sitio dedicado a la raza que me apasiona, el cocker spaniel ingles, y en general a todos los perros, con raza o sin ella. Aquí iré colgando temas relacionados con ellos, con los cocker y todo aquello que me parezca interesante, sobre veterinaria, etología etc...

Encontrarás que algunos artículos sobre el cocker son un poco técnicos, pero la mayoría son para todos los públicos. ¡No te desanimes !



Agradecimiento:

Me gustaría agradecer a todas las personas que nos han ayudado, explicado y aguantado tantas y tantas cosas, y que han hecho que nuestra afición persista.

En especial a Pablo Termes, que nos abrió su casa de par en par y nos regaló jugosas tardes en su porche contando innumerables “batallitas de perros”. Suyas fueron nuestras dos primeras perras y suya es buena parte de culpa de nuestra afición. A Antonio Plaza y Alicia, también por su hospitalidad, su cercanía, y su inestimable ayuda cada vez que la hemos necesitado. También por dejarnos usar sus sementales, casi nada. Y a todos los criadores y propietarios que en algún momento, o en muchos, han respondido a nuestras dudas con amabilidad.

Y, por supuesto, a Rambo, Cibeles y Maripepa, a Chulapa y Chulapita, y a Trufa, como no, y a todos los perros con pedigrí o sin el, con raza o sin ella por ser tan geniales.

Muchas gracias


Te estaré muy agradecido si después me dejas tus impresiones en forma de comentario.

Espero que te guste y que vuelvas pronto.



PARA LA REALIZACIÓN DE ESTE BLOG NINGÚN ANIMAL HA SIDO MALTRATADO




martes, 28 de julio de 2015

SIN TIPO NO TIENES NADA


Un visitante americano a la exposición de Cruft's, que es un ferviente lector de Dog World, me preguntó cual era la parte del perro que considero más importante a la hora de juzgar. Mi contestación a esto fue "Tipo". Fundamentalmente un juez valorará la correcta construcción, proporción, solidez y temperamento; pero al tipo habrá que darle preferencia sobre todos estos puntos vitales. Sin el tipo correcto un perro no tendrá el mínimo valor para su raza.
Casi todas las razas tienen más de un tipo aceptable, pero si un perro no se adhiere a uno de estos será atípico. No parecerá que es un miembro de esa raza lo cual equivale a sumarse en el olvido en lo que a ganar se refiere. No tiene derecho a ganar sobre otro tipo aceptable aunque no sea tan correcto en construcción, bien proporcionado o bien presentado como el atípico.



En mis comienzos en el mundo del perro estuve como alumno en el criadero "Lynne" propiedad de Mr.B.Chambers. Era el propietario de un setter inglés, King Pipping of Lynne, que había amasado una gran cantidad de B.I.S pero en exposiciones abiertas. Le pregunté a Bryan porque King Pipping no se presentaba en exposiciones de campeonato junto con sus otros setters y cockers. Su respuesta:
"Pipp está mejor hecho, es más correcto y es mejor Showman que cualquiera de los actuales campeones pero no es un típico setter inglés". Es un perro azul belton que carece totalmente del
tipo del English, ningún juez de exposiciones de campeonato ni siquiera lo miraría. En la siguiente exposición de campeonato observé los setter ingleses y así me fue posible comprender el punto de lo que Bryan me había dicho. La cabeza de Pippin era larga y refinada pero era más como la de un gran danés que como la de un setter inglés, en proporciones y terminaciones, tenía una espalda muy corta y totalmente plana, muy poco parecida al resto de los perros de esa raza que se presentaban en exposiciones de campeonato, muchos de los cuales no se movían, tenían menos pelo y estaban mucho peor presentados que King Pipping.



Las hembras de B.Chambers eran del tipo correcto y las cruzaba con importantes ganadores del mismo tipo. El se divertía ganando con Pipp en las exposiciones pequeñas pero nunca lo cruzó. Pipp era para Bryan un perro mucho mejor que muchos de los setters campeones pero carecía del tipo correcto de setter inglés. A pesar de que yo no me daba cuenta en ese momento aprendí una lección, en mi primera expo de campeonato, de la importancia del "tipo"
Eso fue en White City en Londres y organizada por Leo C. Wilson que más tarde llegaría a ser el editor de Dog World. Fue la primera vez que vi un Bull Terrier. En las jaulas y fuera de competencia había un gran perro blanco con una tremendamente poderosa y a pesar de esto refinada cabeza. El perro era Velhurst Viking el cual, de cachorro, se había roto una de sus patas traseras que no había unido bien lo que hizo que lo retiraran de las exposiciones. Pero el hecho de ir a estas le acarreaba trabajo como reproductor. Su "Tipo" era impresionante.



Otras de mis maestras fue Mrs Noney Fleming, que en esos días escribía una de las mejores columnas de raza en Dog World, la del Cairn Terrier. Mientras fui alumno en su criadero "Out of the West" fuimos a una exposición en Londres. En el camino pasamos al lado de una señora que paseaba lo que para mi era simplemente un Cairn gris. Mrs.Fleming de repente dijo: "para el coche que voy a comprar esa perra".Yo me fui a la exposición y presenté los perros, ganando para mi sorpresa un primer premio. Cuando volví al criadero Mrs.Fleming estaba muy atareada arreglando el pelo de la perra gris. Le había costado más de dos horas conseguir que la propietaria se desprendiera de la perra. Judy, como se llamaba la perra, nunca se presentó pero produjo un campeón en su primera camada; su tipo y calidad fue evidente para esta criadora a pesar de que la perra estaba totalmente sin arreglar. En su pedigrée pudimos ver que la madre descendía de las líneas de Mrs. Fleming. No hay duda que el ojo para el "Tipo" de Mrs.Fleming había jugado un papel importante en su éxito como criadora de Cairns. Ella me contó que nunca estudiaba pedigrées cuando consideraba que perros cruzar, sentía cual era el mejor que iría con el otro.
Un perro puede ser un magnífico espécimen físicamente y ser totalmente atípico de su raza. En una ocasión juzgando en Africa donde mi raza favorita es muy popular, me enfrenté a un bull
terrier que tenía una buena cabeza, larga, ancha y rellena y a pesar de ello no me gustaba.



Aunque estaba mejor hecho que el resto y se movía mucho mejor, carecía del tipo correcto de bull terrier. Durante un rato no pude ver porque un perro tan bien hecho con tan buena cabeza no me gustaba hasta que me dí cuenta que sus ojos colocados demasiado bajos en el cráneo destruían la expresión inescrutable y malvada que es de vital importancia al "Tipo" de esta raza. En otra ocasión, en esta misma raza, juzgando en una exposición de club con una entrada de poca calidad, me enfrenté a una perra preciosa, totalmente "típica", con una combinación de tipo, substancia y calidad con todo en el sitio correcto y una expresión realmente malvada. Pero totalmente coja. La hice mover una gran cantidad de veces pero no conseguí que fuese correctamente, a pesar de todo era la mejor de lejos por lo que tenía que ser forzosamente Mejor de raza. Para mi sorpresa este premio fue muy aplaudido. Casi todo el mundo presente parecía estar de acuerdo que sus méritos se debían reconocer a pesar de su cojera. El "Tipo" en este caso fue el factor decisivo.




Tom Horner

EL GOLPE DE CALOR EN PERROS Y GATOS



Con la llegada del verano, el golpe de calor es uno de los principales problemas al que se ven sometidas nuestras mascotas, ya que tanto perros como gatos son mucho más sensibles al calor que los humanos. Éstos no pueden regular su temperatura corporal mediante el sudor, debido a que no tienen glándulas sudoríparas repartidas por el cuerpo. Los perros eliminan el calor a través del jadeo y del sudor que expulsan por las almohadillas de los pies y por las zonas aisladas con poco pelo, como puede ser el vientre. Los gatos intentan mantener una temperatura estable lamiéndose y manteniendo el pelo liso, de este modo, la saliva depositada en el pelo, al evaporarse, disminuye su calor corporal.



¿Cuándo se produce el golpe de calor?
El golpe de calor suele darse en épocas de mucho calor, como es en verano, y cuando hay un alto grado de humedad. Esto provoca que el perro o gato acaben con sus reservas de azúcar y sales minerales, provocando un colapso interno que puede acabar con nuestra mascota en apenas 15 minutos.







A pesar de la temperatura, hay ambientes que propician el golpe de calor como son los espacios reducidos y/o mal ventilados como el coche, una habitación, un balcón, el trasportín...

¿A quién afecta el golpe de calor?
Los perros y gatos más propensos al golpe de calor son los cachorros y los ya mayores. Los que también tienen un factor de riesgo elevado son los animales de capa negra, ya que absorben más el calor que los de capa clara.

Los perros que hacen ejercicio en tiempo caluroso, como el Greyhound, y los perros y gatos que tienen el morro chato, como el Bulldog o el Persa, también son más propensos a estos colapsos.



Síntomas del golpe de calor
El perro o gato que ha sufrido un golpe de calor muestra los siguientes síntomas:
Está perezoso y sin ganas de moverse.
Su respiración es rápida o costosa y las mucosas de las encías y de la conjuntiva están azuladas.
Temblores musculares e incluso vómitos.
Le aumenta el ritmo cardíaco.
Se tambalea.



A raíz de estos síntomas, si el animal no es tratado a tiempo, puede que esta dolencia se agrave y:
Le aparezcan pequeñas manchas de sangre en la piel.
Padezca una hemorragia gastrointestinal.
Sufra una insuficiencia hepática o renal.
Se vea afectado por un edema cerebral.
Le fallen los órganos.
La temperatura media de los perros es de 39°C, pero cuando sufren un golpe de calor, ésta puede llegar a los 42°C o más.

Tratamiento
El golpe de calor se tiene que tratar de inmediato, a la menor sospecha debemos llevar al perro o gato al veterinario. Si la situación es tan grave que no podemos trasladar al animal hasta la clínica, nuestro objetivo será el de bajar la temperatura corporal del animal, pero no lo podemos hacer de cualquier manera.

Pasos a seguir ante un golpe de calor:
Para bajar la temperatura corporal del animal deberemos llevarlo a un sitio fresco y aplicar frío en las zonas más importantes, como son la cabeza, el cuello, las ingles y las axilas. De este modo, refrescaremos la sangre que va hacia el cerebro, evitando un posible daño cerebral, y bajaremos la velocidad de la respiración.



Deberemos poner al animal bajo un chorro de agua (no muy fría) y humedecerle la boca sin obligarle a beber, puesto que puede que sea incapaz de tragar o que mucha agua lo ahogue. Cuando veamos que la respiración se ha normalizado, podremos sacarlo de debajo del agua pero manteniendo siempre el control de su temperatura.



Si queremos que el frío le cale rápido, podemos ayudarnos con ventilador o le podemos pasar cubitos de hielo por la nariz, las axilas y por los lados del cuello.
A pesar de todos estos esfuerzos, es fundamental que cuando nos sea posible, llevemos al perro o gato al veterinario. Éste deberá hacerle un reconocimiento y administrarle la medicación adecuada para acabar de recuperarse.

Cosas que NO debemos hacer nunca ante un golpe de calor:
Cubrir o envolver a nuestra mascota con toallas, de esta manera el calor sube en vez de salir.
Utilizar agua completamente helada, ya que le podemos dañar el cerebro.




Como prevenir el golpe de calor
Para evitar que nuestra mascota sufra un golpe de calor hay que actuar con sentido común. De todos modos, es importante recordar:
Dar de beber al animal regularmente para evitar la deshidratación. El agua se debe renovar a menudo y se debe administrar en pocas cantidades.



No dejar al perro o gato encerrado dentro del coche.
Sacar a pasear al perro en los momentos de menos calor y evitar que haga mucho ejercicio.
No encerrar al perro o al gato en una habitación pequeña sin ventilación.
Si el perro vive en el jardín, debería tener una sombra en la que cobijarse.
En verano, es mejor darle la comida al perro por la noche porqué después de comer, los perros, son más propensos a sufrir colapsos.
En caso de salir de viaje, es aconsejable llevar abundante agua y hielo. Si vemos que el animal se estresa, podemos colocar en el suelo del trasportín, toallas húmedas.





Texto extraido de mundoAnimalia

POSTER CON LOS PERROS DEL PROGRAMA ESPACIAL SOVIETICO

Si bien Laika se mantiene en el recuerdo colectivo al ser uno de los primeros perros en ser enviado al espacio, la Unión Soviética envió docenas de estos animales a misiones orbitales para comprobar si los humanos podían soportar las condiciones espaciales del lanzamiento.

Este póster, creado por la ilustradora británica Jess Bradley, retrata aquellos perros que ayudaron a perfeccionar la exploración espacial humana. Si bien la mayoría murió en los viajes, algunos lograron ser recuperados. Otvazhnaya por ejemplo, logró hacer cinco vuelos en dos años, y fue recuperada cada vez sin problemas.

El póster fue titulado como "Soviet Space Dogs". Las otras ilustraciones de Bradley pueden encontrarse en su sitio web, su blog y deviantART.



lunes, 27 de julio de 2015

COCKER DE EXPOSICIÓN Y COCKER DE TRABAJO ¿CUALES SON LAS DIFERENCIAS? (SPANISH & ENGLISH)





 Si va a comprar un cachorro de cocker como mascota, es importante saber que hay dos lineas distintas dentro de la raza, la de exposición (o tipo estandar) y la de trabajo (a menudo referida como working cocker), cada uno de ellos criados para diferentes propósitos y con diferentes atributos.

Los cocker de trabajo, como su nombre indica, son criados como perros para el trabajo desarrollado durante la caza, capaces de permanecer todo el día en el campo. Sin embargo muchos ahora se están vendiendo cada vez más a los hogares como mascotas, donde, en las manos adecuadas, pueden ser buenos perros familiares para un hogar con gran actividad. También son cada vez más populares en los deportes caninos como el agility y el flyball.




La línea de exposición son el tipo visto en los show-rings (como en Crufts). Su aspecto atractivo y tamaño compacto han hecho de los cocker de tipo exposición muy populares como mascotas durante muchos años. Si usted ve una foto de un cocker en un calendario o en un libro, será un perro de tipo exposición casi con toda seguridad, aunque esto puede estar cambiando lentamente con el creciente número de cocker de trabajo en los hogares como mascotas.

Físicamente, los cocker de trabajo pueden parecer muy diferentes a los de tipo de exposición. En todas partes los criadores de exposición tratan de criar perros que se parezcan mucho al estándar del cocker establecido por el Kennel Club, los criadores de cocker de trabajo consideran que la capacidad ha de ser su principal prioridad de trabajo y están menos interesados ​​en el aspecto de sus perros. Los cocker de trabajo tienden a tener cráneos más planos y, las orejas más cortas y de inserción más alta en comparación con el tipo de exposición, con el cráneo más abombado y más bajas y largas orejas. Otra gran diferencia física es el pelaje. Aunque algunos perros de trabajo pueden tener un abundante manto, como regla general, tienen capas más pobres y mucho menos fleco que el perro de exposición. La forma general del cuerpo tiende a ser más ligera y menos compacta que el de la demostración de los cocker.




Pasando a la personalidad y el temperamento, todos los cocker (cualquiera que sea la linea) son, pequeños perros activos con personalidad propia. Sin embargo, un cocker de trabajo puede ser considerablemente más activo que la mayoría de los cocker de exposicion y tienen enormes reservas de energía. Pueden estar en movimiento todo el día y aún así estar listos para más. Un perro de tipo exposición también puede ser enérgico y estará feliz de dar largos paseos por el campo, pero probablemente será más fácil de cansar. Un cocker de trabajo que ha sido criado para una vida activa como la un perro de caza necesita sacar toda esa energía y estar ocupado en algo que hacer para evitar que su cerebro estimulado se aburra. Un perro de este tipo no suele prosperar en un hogar que sólo le puede ofrecer oportunidades de ejercicio limitado y donde los propietarios no tienen el tiempo o la inclinación a involucrarse en actividades de formación que proporcionan estimulación mental. Lo mismo puede decirse de los cocker de exposición, hasta cierto punto, pero como una generalización, la mayoría de los perros de trabajo necesitarán más estimulación fisica/mental que muchos perros de exposición. Desafortunadamente esto significa que algunos propietarios compran un cocker de trabajo (sin darse cuenta de lo que han comprado) y descubren que no pueden hacer frente a las necesidades de su perro.



Cualquiera que esté buscando un cachorro de cocker debería asegurarse de que los criadores que el contacto puede decirles de que línea son sus cachorros para que puedan tomar la decisión correcta para su hogar y estilo de vida.



Articulo extraído del Cocker Spaniel Club












SHOW STRAIN v WORKING STRAIN. What are the differences?

If you are buying a pet Cocker puppy, it is important to know that there are two distinct strains within the breed, the show strain (or show type) and the working strain (often referred to as Working Cockers), each bred for different purposes with different attributes.

Working Cockers, as the name implies, are bred as working gundogs, capable of staying out all day in the shooting field. However many are now being increasingly sold to pet homes where, in the right hands, they can make very good family dogs for the active home. They are also becoming popular in canine sports such as agility and flyball.

Show-strain dogs are the type seen in the show rings (such as at Crufts). Their appealing looks and compact size have made show-type Cockers popular as family pets for many years. If you see a photo of a Cocker on a calendar or in a book, it will be a show-type dog more often than not, although this may be slowly changing with the growing number of Working Cockers in pet homes.

Physically, Working Cockers can look quite different to the show-type Cocker. Whereas show breeders are trying to breed dogs which closely resemble the Cocker Spaniel Breed Standard as laid down by the Kennel Club, Working Cocker breeders consider working ability to be their top priority and are less interested in what their dogs look like. Working Cockers tend to have flatter skulls and higher set, shorter ears compared to the show type dog with his more domed skull and long, lower set ears. Another big physical difference is in the coat. Although some working type dogs do carry a heavier coat, as a general rule, they have finer coats and far less feathering than the show-type dog. Their general body shape tends to be rangier and less compact than that of show Cockers.

Moving on to personality and temperament, all Cockers (whatever the strain) are busy, active little dogs with minds of their own. However a Working Cocker may be considerably more active than some show Cockers and have enormous reserves of stamina. He can be on the go all day and still be ready for more. A show-type dog can also be energetic and will happily go for long country walks but will probably be easier to tire out. A Working Cocker that has been bred for an active life as a gundog needs an outlet for all that energy and something to “do” to keep that busy brain occupied and stimulated. Such a dog won’t usually thrive in a home which can only offer limited exercise opportunities and where owners don’t have the time or inclination to get involved in training/activities which provide mental stimulation. The same is true of show-type Cockers to some extent but as a generalisation, many working strain dogs will need more mental stimulation/exercise than many show-type dogs. Unfortunately this means that some owners buy a Working Cocker (not realising what they have bought) and find they cannot cope with their dog’s needs.


Anyone looking for a Cocker puppy should ensure that the breeders they contact can tell them which strain their puppies are so they can make the right choice for their home and lifestyle.

ESTE VERANO, NO LO DEJES SOLO




UN POCO DE HISTORIA. PERROS DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL



Sobre algunos participantes, de la Segunda Guerra mundial, es poca la información como en el caso de Alemania, Italia y Japón, dado que perdió la contienda. Alemania, utilizó más de 200.000 perros de guerra en sus operaciones militares. En cantidad, le siguió la URSS, con aproximadamente 60.000 perros de guerra, es interesante destacar, que tanto Alemania como Rusia, antes de declararse la última guerra, ya tenían preparación en sus planteles caninos, y poseían diseminados en todo el país, Centros de Adiestramiento y otros tantos Centros de Especialidades.




Según Héctor Tocagni (2007). “Los Aliados, recién cuando ingresaron en la contienda, empezaron el reclutamiento, a pesar de ello, los EEUU tuvieron más de 25.000 perros de guerra en operaciones, divididos por especialidades, en secciones de 28 perros cada uno. Francia estuvo muy activa al principio de la Guerra, pero al ser invadida por Alemania su actividad se neutralizó, solo Inglaterra ignoró seriamente a los perros de guerra, hasta después de dos años, que comenzó con los Centros de Reclutamiento.”



Tocagni (2007) señaló que “Todos los países trabajaron, con organizaciones muy similares, a continuación se mencionan las especialidades más importantes, que se usaron en esta Guerra:
Perros Aerotransportados. Actuaron con misiones especiales, sobre todo en misiones comandos, detrás de las líneas enemigas. El perro fuera de la misión particular que llevaba, debía ayudar a los comandos a regresar al propio territorio, y en sus desplazamientos, debía detectar y eludir encuentros con tropas enemigas. Los perros aerotransportados, acompañaban, a las tropas que eran lanzadas en paracaídas, para establecer cabeceras de playa, como en el caso de Normandía.





Perros Sanitarios. 
Se los usaba para localizar heridos, trabajaban realizando un rastreo zigzagueando en una zona de 100 metros cuadrados, siempre teniendo como centro el avance de su guía. Una vez localizado, regresaban a su conductor, y se sentaban a su lado, indicándole que la misión había sido cumplida. El Guía, le colocaba una correa larga y le ordenaba nuevamente buscarlo, de esta manera el perro llegaba junto al herido. Hay que destacar que estas búsquedas, no solo se hacían en un alto del combate, sino también bajo el fuego enemigo, cuando la Superioridad así lo exigía por planificaciones estratégicas, de toma de posición con avances rápidos.



Perros estafetas 
Se los utilizó, principalmente en la zona del Pacífico, en que los grandes calores, y las intensas lluvias, incidían en forma negativa, sobre las radios. El perro estafeta, actuaba con dos guías, uno se hallaba en el puesto de mando, a fin de recibir al perro con los mensajes que los portaba en un dispositivo especial que tenía en su collar, mientras el segundo guía se hallaba en las cercanías del objetivo. Este tipo de accionar, también se utilizó para la artillería y las armas pesadas de infantería. Un guía se hallaba en las baterías recibiendo los mensajes con la dirección y coordenadas del blanco, mientras el otro guía, se hallaba junto al observador adelantado de la artillería, dando la posición de los objetivos enemigos.



Perros de comunicaciones. 
Estos estaban incorporados, al Batallón de Comunicaciones, como una sección especializada, tenían como misión, realizar los tendidos telefónicos, entre los puestos de mando y las distintas unidades, que en muchos casos estaban combatiendo. Por esa razón, su desempeño era muy sacrificado y reconocidos por la tropa que operaba junto a ellos.



Perros de trineo.
 Muy usados, por los alemanes en su invasión a Noruega, y sus operaciones en Groenlandia y en zonas del Ártico. Estos perros cumplían doble función, la de perro trineo para el traslado de personas y abastecimiento, y la de guardia que lo desempeñaban en las emisoras meteorológicas, que estaban situadas en las Islas Sabin en Groenlandia. Al final de la Guerra, cuando los alemanes se repliegan de Noruega, los perros son llevados a territorio alemán y cumplen funciones similares a las anteriores en una Base Secreta de la Marina Alemana en los Montes Gigantes en Sajona, llamadas Goldhöhe, donde se impartía instrucciones para el cuidado de las emisoras meteorológicas.



Perros detectores de minas.
 Estas secciones, fueron sorprendentes por los logros obtenidos, todos los beligerantes que no las tenían, rápidamente procedieron a organizarlas. Los perros de guerra detectores de minas, formaban secciones dependientes de los Batallones del Arma de Ingenieros. Actuaban con un pelotón, que marchaba en fila india, teniendo a la vanguardia al perro activo que estaba al frente, y a la retaguardia a dos perros de guerra de la especialidad, como remplazo. Cuando el perro que iba a la cabeza  de la fila, detectaba una mina, se echaba de inmediato al suelo, se quedaba quieto a la espera de su guía, que en pocos segundos estaba a su lado con el propósito de marcar el sitio donde estaba enterrada las mina, realizado esto, levantaba a su perro lo premiaba y lo llevaba a la retaguardia de la formación. Una vez retirado el perro venía los soldados del arma de ingeniero, expertos en explosivos, para desactivarla. Cumplida la misión, uno de los perros de guerra que estaba en descanso, pasaba a cubrir la vanguardia de la formación, hecho esto, se ponía en movimiento. Ningún perro de esta especialidad, trabajaba más de 20 minutos por turno, y en su trabajo eran capaces de descubrir minas enterradas hasta 25 centímetros de profundidad, con más de 20 días de haber sido enterradas. Cuando aparecieron las minas sin parte metálicas, que eludían los detectores mecánicos, los perros de guerra, también las localizaron. La forma como eran adiestrados les dio una idea a los rusos, lo perros de esta especialidad, aprendían buscando un premio que eran varios pedazos de carne, que estaban en la base de las minas enterradas, con ello se le creó un “acondicionamiento”, los soviéticos buscaron la misma motivación con perros que iban a buscar su alimento debajo de un tanque, llevando a su espalda una carga explosiva que detonaba, cuando el perro lograba estar debajo de él. Esta acción se llevó a cabo, en la Batalla de Moscú, en noviembre de l941, contra la Agrupación Panzer II, comandada por el General Guderian, con Perros de Guardia. Estos perros de guerra se desempeñaban en lugares ” top secret” y en áreas restringidas, como también en aeropuertos, instalaciones de las tres armas, en campo de prisioneros, y en unidades militares como “rondines”. El plantel del “rondín”, estaba compuesto por el Guía con su perro de guerra, y dos auxiliares fuertemente armados, de auxiliares. Eran cuatro los perros de guardia, y se alternaban, para la recorrida, al otro día, tenían franco, ocupando su puesto otros cuatro perros.
Para esta especialidad, se le exigía, mucho carácter, y que estuviera bien disciplinado. Estaban entrenados para atacar un intruso, pero no morderlo sino disuadirlo, si este se quedaba quieto; solo atacaba ferozmente si el entremetido se daba a la fuga o hacía gestos hostiles a la patrulla. El perro de guerra, en misiones de rondín, podía detectar, una anormalidad, a 50 metros de distancia, a la patrulla. Formación de Centros (Bibliografía extraída del Ejército K9 de los EEUU). Los centros eran: de Reclutamiento, de
Adiestramiento, y de Especialidades.

Centro de Reclutamiento.
 El primer día que EEUU, declaró la guerra hubo un ofrecimiento masivo de perros, por parte de la población estadounidense, en un gesto patriótico, que la propaganda hacía aparecer como si fueran 10.000 los aspirantes, a perros de guerra. No se sabe cuántos fueron, pero sí tenemos, la seguridad, que fueron varios miles. En ese momento el Ejército Norteamericano tenía, un Centro Experimental con solo 40 perros aptos para el Servicio Militar. Ante la presentación de voluntarios, se realizó una inspección inicial, muy rápida con el fin de eliminar, a simple vista, aquellos que no reunían las condiciones deseadas El resto, pasó al Centro de Reclutamiento, donde primeros fueron revisados, por personal Veterinario del Ejército, que en esas circunstancias, eliminaron a aquellos perros que por su problema físico, no eran aptos, para el Servicio. Los que fueron aprobados, se les abrió un expediente veterinario, y se los vacunó contra el moquillo, y enviados a un Centro de Adiestramiento. 




Centro de Adiestramiento. 
En este lugar, a los perros que aprobaron la revisión veterinaria, se les hizo “la prueba del tiro”, y aquellos que no la pasaban o que dudaban al efectuarse la misma, fueron dados de baja,haciéndoles llegar a los donantes, el agradecimiento del Ejército de los EEUU.
Los que superaron, las pruebas con éxito, fueron dados de alta, e ingresaron al “servicio activo”, iniciando un curso rápido de adiestramiento básico, como junto, sentado y echado. Durante el transcurso del mismo, especialistas en comportamiento animal, estudiaban las aptitudes de cada perro, para ser enviado, según los resultados, al Centro de Especialidades, donde recibiría solo una especialidad, a fin de evitar errores, y no poner en peligro los resultados de la misión que se le encomendara. 



Centro de Especialidades.
 En este Centro, se le daba la especialidad, los cursos, se realizaban en tiempos distintos, pero iban desde dos meses hasta cinco meses. Transcurrido el tiempo de aprendizaje, pasaban a las distintas armas, formando parte de una Sección Perros de Guerra. El tiempo de actividad de un perro reclutado era de cuatro años, luego de este lapso se lo daba de baja”.



Artículo publicado en Guía Canino el 31/10/2013





viernes, 24 de julio de 2015

HISTORIA DEL COCKER EN AMÉRICA. NACIMIENTO DE UNA NUEVA RAZA




Según los registros históricos, el primer spaniel llegó a América del Norte a bordo del Mayflower, que zarpó de Plymouth, Inglaterra y arribó a Nueva Inglaterra en 1620. El primer cocker spaniel registrado en América fue un perro hígado y blanco llamado El Capitán, que fue registrado en el American Kennel Club en 1878. En 1881, el American Cocker Spaniel Club se formó; el cual sería más tarde el American Spaniel Club (ASC) y ahora se conoce como el club más antiguo de raza de los Estados Unidos. La tarea del club fue inicialmente crear un estándar para separar el Cocker Spaniel Inglés en América de otros tipos de spaniel de tierra, una tarea que duraría más de 20 años y sólo se completó en 1905.



El perro considerado como el padre del Cocker Spaniel Americano fue engendrado por el perro considerado como el padre del Cocker Spaniel Inglés. Ch. Obo fue cruzado con Ch. Chloe II, que fue enviada a los Estados Unidos cuando estaba preñada. Una vez en los Estados Unidos, ella parió un perro que fue Ch Obo II. Él difería mucho de la raza moderna, siendo sólo de 10 pulgadas (25 cm) de altura y con un cuerpo largo, pero se considera que es un excelente perro de la época y se convirtió en un gran semental. 
Hacia el final del siglo XIX, la raza se había hecho muy popular en Estados Unidos y Canadá debido a su doble uso como mascota de la familia y como perro de trabajo. En el siglo XX los criadores a ambos lados del Atlántico habian creado diferentes estándares de la raza para el Cocker Spaniel y la raza fue divergiendo poco a poco el uno del otro, haciéndose en los años 20 cada vez mas diferentes. Los Cockers americanos en aquel tiempo tenían un hocico más pequeño con un cráneo abombado, sus pelaje era más suave y los perros en general eran más ligeros y más pequeños. Las diferencias eran tan evidentes que, en 1935, los criadores fundaron el Cocker Spaniel Inglés Club y restringieron la reproducción entre los dos tipos de spaniels. Los dos tipos de cocker en América, se mostraban como una sola raza, con el tipo Inglés como una variedad de la raza principal, hasta 1946, cuando el American Kennel Club reconoció el Cocker Spaniel Inglés como una raza aparte.





Regreso al Reino Unido 
Inicialmente, en el Reino Unido hubo algunos cocker americanos que habían acompañado a personal de servicio a las bases estadounidenses en la década de 1950 y 1960. Además, varios llegaron con el personal de la embajada y de la gente de negocios que regresaba a casa.
El primer registro en el UK Kennel Club fue Aramingo Argonaught, nacido 17 de enero 1956 y criado por Herbert L. Steinberg. Dos jueces confirmaron que el perro era un cocker americano y no un Cocker Inglés antes de que el Kennel Club permitiera al perro presentarse en una competición. En la década de 1960 se muestran como una raza rara, lo que significaba que no tenían una categoría propia en las exposiciones y sólo se pudian mostrar en la clase de ”Variety”. Esto incluyó a Aramingo Argonaught, que fue el primer cocker spaniel americano que se presenta en Crufts en 1960 en una clase titulada "Cualquier variedad no clasificada el Show”. En 1968, el KC aceptó que la raza se muestrara en la categoría "Cualquier variedad perro de caza que no sea Cocker "y afirmó que el cocker americano no era una variedad de " spaniel (Cocker) ". Había alrededor de 100 registros entre 1966 y 1968.
En 1970, la raza se le dio una categoria separada en el Suplemento de la raza en el Kennel Club, y quedaba incluido en "cualquier otra variedad". Los números de registros aumentarón a 309 en 1970 después de este reconocimiento pleno.




Cocker notables estadounidenses y su popularidad
Los Cocker Spaniels han ganado Best in Show en la exposición canina de Westminster (el equivalente a Crufts al otro lado del Atlántico) en cuatro ocasiones, con la primera victoria en 1921 por Ch. Midkiff Seductive. Ch. My Own Brucie ganó el título en dos ocasiones en 1940 y 1941, y se hizo famoso como el perro más fotografiado del mundo.

                                                                My Own Brucie

La victoria de Brucie en 1940 coincidió con el mayor auge del Cocker Spaniel convirtiéndose en la raza más popular en los Estados Unidos, y que seguiría siendo el más popular hasta 1952. La victoria más reciente fue en 1954 con la victoria de Ch. Carmor Rise and Shine. La popularidad del cocker americano aumentó de nuevo en la década de 1980 y se conviertiria en la raza más popular de nuevo desde 1984 hasta 1990. En los últimos años la popularidad de la raza ha disminuido, con su puesto 15 entre las razas más popularer por el American Kennel Club en 2005
El Cocker Spaniel han tenido varios vínculos con la Presidencia de Estados Unidos. En 1952, un Cocker Spaniel Inglés se hizo familiar cuando  el Senador Richard Nixon hizo su discurso de Checkers el 23 de septiembre. Un particolor llamado Dot fue uno de varios perros propiedad de Rutherford B. Hayes; y un perro dorado llamado Feller causó un escándalo con Harry S. Truman cuando el perro fue recibido como un regalo no deseado que posteriormente el Presidente regalaría a un médico de la Casa Blanca. Más recientemente, un cocker llamado Zeke vivió con Bill Clinton cuando era gobernador de Arkansas. 
Solo queda por decir que en América el cocker americano es conocido como cocker spaniel, y el inglés como cocker spaniel inglés, al contrario que en el viejo continente que cuando hablamos de cocker, nos referimos al ingles y puntualizamos americano para referirnos al del nuevo continente.


Evolución del cocker inglés en América hasta llegar al cocker americano

GRANDES KENNELS: STYVECHALE (HOMENAJE A PHYLLIS MASTER) (SPANISH & ENGLISH)


Phyllis Masters falleció el domingo 9 de julio de 2006 en Glengarry Hospital Privado ubicado en Perth, Australia Occidental.
Phyllis era bien conocida por su criadero Styvechale con cockers de varios colores desde la década de 1940 hasta los 90. Durante esos años, Phyllis sirvió en el comité y era un miembro vitalicio en el Cocker Spaniel Club y disfrutó de la participación en actividades para la fundación de la filial de Club para el bienestar y rescate del cocker mediante la organización de un puesto de bric-a-Brac en diversos espectáculos. 
Por un corto tiempo en la década de 1970, Phyllis fue Secretaria del Coventry Cocker Spaniel Club y en 1971 fue uno de los miembros fundadores del La Particolor Cocker Spaniel Club y desde entonces siguio siendo un miembro oficial / comité activo en este club. Después de emigrar a Perth en agosto de 1993, Phyllis fue galardonada con el título de Patrón y Miembro Honorario Vitalicio.
A principios de la década de 1980, con su dedicación, su honestidad y su integridad profesional, Phyllis presentó su Sh Ch Chrisolin Cambiare de Styvechale para las pruebas para detectar la enfermedad renal congénita mortal, FN. Las pruebas demostraron Cambiare era portador, lo que resultó en su jubilación anticipada (luego viviria hasta una edad de 14 años). Aunque algunos trataron de culpar a Cambiare - ciertamente no fue ni el primer ni el último cocker en dar problemas - fue la propia responsabilidad de Phyllis la que para ayudar a reducir este problema tanto como fuera posible, y para preservar las importantes virtudes del cocker spaniel para la posteridad, tomó la decisión de su retiro anticipado. Aunque fueron tiempos difíciles, Phyllis con su inteligencia encontró una solución con un outcross y así producir el gran semental, Styvechale Stormcloud, que con los años pasó a producir buen número de campeones. De hecho en ese momento, las líneas de Styvechale jugaron un papel importante en el éxito de las lineas de cría de otros kennels bien conocidos hoy.
     
Sh Ch Chrisolin Cambiare of Styvechale

Styvechale Stormcloud


Marcos Boswell (Marquell) escribió "Phyllis fue una gran mentor para muchas personas que acababan de empezar con un spaniel de exposición. Yo era uno de ellos, a los 17 años de edad, Phyllis me tomó bajo su ala y me guió por el camino de mostrar y criar cocker spaniels. Pasé muchas semanas felices en las perreras Styvechale de Valley House. Phyllis estaba muy orgullosa de mi Mejor de Raza con Sh Ch Marquell Misprint en Crufts 2005 y fue uno de los primeros en enviar felicitaciones ".


Sh Ch Marquell Minsprint

Mi compromiso personal con Styvechale Kennel sucedió a principios de 1980 y desde ese momento, entre Phyllis y yo creció una relación casi de madre y hijo, compartiendo su vasto conocimiento de cría y de experiencias, técnicas de grooming, y en general era una enciclopedia sobre el cocker spaniel, y en los últimos años me pidió presentar sus  cockers Styvechale en exposiciones por lo que tuvimos muchas buenas horas de trimming y preparación para los shows.
Incluso después del día en que Phyllis emigró a disfrutar de una feliz jubilación en Perth, Australia Occidental, para vivir cerca de su hijo mayor, Brian y su familia, y donde recibió la visita de su hijo menor Graham y su familia que viven en California, se mantuvo en contacto regular y la la visité en dos ocasiones felices y memorables.
Muchas personas dirían que Phyllis era una persona amable y acogedora al visitar la casa Styvechale; de hecho ella era una señora devota que dio tanto a la comunidad del cocker spaniel y estaré eternamente agradecido de haber conocido Phyllis en mis primeros años de cockerista.

Articulo tomado de Pearkim Kennels









Phyllis Masters (Styvechale)

Phyllis Masters passed away on Sunday 9 July 2006 in Glengarry Private Hospital located in Perth, Western Australia.

Phyllis was well known for her kennel of Styvechale cocker spaniels of various colours from the 1940s right through to the 1990s. During those years, Phyllis served on the committee and was a Life Member of The Cocker Spaniel Club and enjoyed taking part in fund-raising activities for the parent club’s Rescue welfare by organising a bric-a-brac stall at various shows. 

For a short time in the 1970s, Phyllis was Secretary to the Coventry Cocker Spaniel Club and in 1971 was one of the founder members of The Parti-Coloured Cocker Spaniel Club and from then onwards remained an active officer/committee member to that Club. After emigrating to Perth in August 1993, Phyllis was officiated with the title of Patron and Honorary Life Member.

In the early 1980s, with her devotion, honesty and professional integrity, Phyllis put forward her Sh Ch Chrisolin Cambiare of Styvechale for tests to prove the fatal congenital kidney disease, FN. The tests proved Cambiare was a carrier, resulting in his early retirement (he lived to a grand age of 14yrs). Although some tried to blame Cambiare - certainly he was neither the first nor last cocker in giving problems - it was Phyllis’ own responsibility to help reduce this problem as was possible, and for the important virtues of cocker spaniel posterity. Although they were difficult times, Phyllis with her intelligence found a solution with an outcross and so producing the top sire, Styvechale Stormcloud, and over the years he went on to producing some champions. Indeed at that time, the lines of Styvechale played an important role in the success of top winning cockers from other well known kennels today.




Mark Boswell (Marquell) writes “Phyllis was a great mentor to many people just starting out with a show cocker. I being one of them, at 17 yrs old, Phyllis took me under her wing and guided me along the road to showing and breeding cocker spaniels. I spent many happy weeks with the Styvechale kennels at Valley House. Phyllis was so proud on my Best of Breed with Sh Ch Marquell Misprint at Crufts 2005 and was one of the first to send congratulations”.

My personal involvement with the Styvechale kennels happened in the early 1980s and from that time, Phyllis and I grew a ‘mother & daughter relationship’, sharing her vast breeding knowledge and experiences, hand-trimming techniques, general cocker spaniel guidance, and in the later years I was asked to handle Styvechale cockers at shows - we had many good hours trimming and preparing for the shows.

Even after the day when Phyllis emigrated to enjoy a happy retirement in Perth, Western Australia, to live close to her eldest son Brian and his family, and where she was visited by her younger son Graham and his family who live in California, we kept in regular contact and I visited her on two happy and memorable occasions.

Many people would say that Phyllis was a kind and welcoming person when visiting the Styvechale home; indeed she was a devoted lady who gave so much to the cocker spaniel fraternity and I am eternally grateful to have known Phyllis in my early years of cockerdom.